Óscar Villanueva se reinventa

Foto: Pedro Serrano

Noticias AD Sala 10 Zaragoza

El jugador maño del Fútbol Emotion Zaragoza está jugando muchos minutos como pívot, una posición en la que no se le había visto en temporada anteriores.

El jugador maño del Fútbol Emotion Zaragoza está jugando muchos minutos como pívot, una posición en la que no se le había visto en temporada anteriores.

Óscar Villanueva debutó con el AD Sala 10 en la temporada 14/15, desde ese momento hasta esta temporada el jugador siempre se había desenvuelto como un jugador especialista defensivo. Ocupando la posición de cierre, Óscar ha defendido estas temporadas a jugadores como Ferrao, Gadeia o Pito, siendo un incordió para todos ellos. Este año se ha dado un cambio en el banquillo del Sala 10, Arturo Santamaría ha llegado en lugar de Santi Herrero. Con un nuevo inquilino en el banquillo, Óscar Villanueva ha visto como su posición sobre el parqué ha variado.

Desde el inicio de la pretemporada se ha podido ver como Arturo Santamaría ha ido situando de manera progresiva al jugador maño en la posición de pívot. Ante la falta de un pívots en la plantilla, el único puro es Diego Sancho, Arturo Santamaría decidió probar a Óscar en esta demarcación y parece que le ha convencido. Óscar sabe como se defiende a los pívots, por lo que también sabe que gestos tiene que hacer a la hora de atacar. Aunque en cuanto a tamaño es mucho menor que los pívots habituales, el jugador maño tiene gran capacidad aguantando el balón de espaldas, bajando el punto de gravedad y haciéndose grande ante las acometidas de los rivales. Esta capacidad es la que dio al Fútbol Emotion Zaragoza el segundo gol en su partido contra el Industrias Santa Coloma.

 

El cambio de posición sobre el parqué no ha cambiado la forma de defender del jugador maño. La intensidad defensiva de Óscar sigue presente pese a cambiar de demarcación. Cuando el Fútbol Emotion Zaragoza tiene que defender una situación de portero jugador es habitual que el jugador maño se encuentre en el terreno de juego debido a su nivel defensivo.