Óscar Villanueva le regala a Arturo la victoria en el último segundo

Foto: Pedro Serrano

Noticias AD Sala 10 Zaragoza

El Futbo Emotion Zaragoza se ha impuesto al Aspil Vidal Ribera Navarra con un tanto en los últimos segundos de Óscar Villanueva. 

El Futbo Emotion Zaragoza se ha impuesto al Aspil Vidal Ribera Navarra con un tanto en los últimos segundos de Óscar Villanueva. 

El último partido de la temporada y el último partido de Arturo Santamaría como jugador del Fútbol Emotion Zaragoza. Y para se el último partido no pudo estar más emocionante, hasta el punto de que el último gol llegó a falta de siete segundos. Un partido loco que acabó llevándose el conjunto maño por la mínima.

Comenzó asustando el Fútbol Emotion Zaragoza. En la jugada de saque de centro tras una buena circulación de balón, Richi Felipe se quedó solo para encarar la portería hasta que fue derribado. Como es habitual, Nano Modrego fue al lanzamiento del libre directo y obligó a Sergi a esforzarse con una doble parada para evitar que el conjunto maño se adelantase a los treinta segundos del pitido inicial.

Impulsado por el apoyo de los aficionados tudelanos que se desplazaron hasta Zaragoza, el Ribera Navarra empezó a despertar en el partido. Las dos primera ocasiones fueron despejadas por Arturo, pero en la tercera Ferrán Plana no perdonó. Tras una gran salida de presión, Plana se quedo en posición de disparo desde el punto de penalti y con un punterazo superó a Arturo.

El gol sirvió para que el Aspil Vidal Ribera Navarra se asentase en el parqué del Siglo XXI. El equipo tudelano conservaba el esférico pese a la asfixiante presión del Fútbol Emotion Zaragoza. Pese a la superioridad con el balón, el segundo tanto naranja llegó de una jugada de pillo. En un fallo de la defensa maña, el Ribera Navarra sacó rápidamente un saque de banda y Sergio González con una magnifica volea hizo el segundo tanto.

Tardó en responder el Fútbol Emotion Zaragoza, pero lo hizo con varias llegadas consecutivas que acabaron transformándose en el tanto maño. A falta de poco más de cuatro minutos el Ribera Navarra hizo la quinta falta al borde del área y Nano Modrego no perdonó y recortó distancias. El tanto maño provocó que el partido se enloqueciese y durante unos minutos las llegadas fueron constantes para los dos equipos, hasta que Lemine vio la segunda tarjeta amarilla. El jugador del Ribera Navarra vio una segunda tarjeta amarilla evitable al desplazar el balón en un saque de banda. El equipo maño aprovechó la superioridad y Nano Modrego puso el empate en el marcador.

Salió mejor el Ribera Navarra en la segunda mitad, el equipo tudelano achuchó al Fútbol Emotion Zaragoza con dos ocasiones claras nada más empezar. La primera, un disparo lejano Trípodi al que Arturo respondió con unos reflejos felinos, la segunda, una consecución de rebotes que acabó atajando de nuevo Arturo.

Tardó poco en responder el equipo de la capital del Ebro, en una jugada ensayada de banda, Chicho se quedó solo ante Sergi que evitó el tanto con un auténtico parado. El partido entró por una fase en la que ninguno de los dos equipos quería el balón y fruto de esto nació el tercer tanto visitante. Sergio dirigió un contragolpe y Lucas definió a la perfección para volver a adelantar a los suyos.

El gol le sentó muy bien al equipo local que en un minuto le dio la vuelta al marcador. Primero fue Johnny el que aprovechó un servicio de Tejel para superar a Sergi, después fue Óscar el que perforó la portería del Ribera Navarra al aprovecharon pase de Nano Modrego.

El equipo visitante se asentó en el terreno de juego de la mano de su afición y volvió a ser el que era durante la primera parte, una salida de presión milimétrica con pocos fallos. Además, subió la presión lo que se acabó transformando en el cuarto tanto. Sergio González robó en la salida de presión local, encaró a Arturo y definió a portería vacía.

Con tres minutos por delante el Ribera Navarra decidió arriesgar sacando portero jugador. Santi Herrero respondió con la misma moneda y los últimos minutos se jugaron con portero jugador por parte de los dos equipos. En la última jugada, en el último segundo, Óscar Villanueva robó el balón en la salida de presión y desde el suelo le regalo la victoria a Arturo el día de su despedida.