Fútbol Emotion Zaragoza cae luchando contra Jaén Paraíso Interior

Foto: Pedro Serrano

Noticias AD Sala 10 Zaragoza

El Fútbol Emotion Zaragoza pierde ante el Jaén Paraíso Interior en un partido marcado por las decisiones arbitrales.

La bestia negra del Ad Sala 10 visitaba el Pabellón Siglo XXI. En la ida el equipo maño consiguió devolver uno de los golpes de la temporada pasada, sin embargo, en la vuelta no pudo completar la faena. Algunas decisiones arbitrales muy rigurosas y la falta de acierto impidieron al equipo maño sumar los tres puntos ante su bestia negra.

Adelantarse y aguantar

Poco tardó el Jaén en acechar la portería de Iván Bernad. Un disparo lejano, a la salida de un saque de esquina obligó al portero maño a realizar la primera parada. Pronto trató de reaccionar el equipo, primero con una jugada rápida de Richi Felipe, que sería el aviso para la siguiente jugada. Richi Felipe robó en la presión alta, se la dio a Tejel y este no perdonó.

Iván salvó la primera ocasión del Jaén y también lo hizo en el segundo intento. Míchel cortó la jugada de saque de banda y encaró en uno para uno al portero maño, mientras Tejel recuperaba la posición. Iván con un gran pie abajo evitó el tanto de Míchel. El Jaén siguió con el control de las ocasiones claras, Campoy tras un rechace de una nueva parada de Bernad probó suerte con la portería casi vacía, pero apareció Nano Modrego para evitar el tanto en la línea.

El Fútbol Emotion Zaragoza despertó con el balón, sin embargo, las ocasiones siguieron siendo amarillas. Al equipo andaluz le faltó acierto para concretar alguna de las ocasiones de las que dispuso, especialmente preocupante fue un tres para uno que acabó en saque de banda para el conjunto local.

Poco a poco el Jaén fue tomando el control del esférico y las ocasiones, que ya eran habituales, aumentaron. La tensión en el partido aumento debido a las decisiones arbitrales, faltas dudosas señaladas por los árbitros acabaron provocando un doble penalti para el Jaén, además de la expulsión de Tejel. El equipo andaluz hizo valer la superioridad numérica y Mauricio hizo el empate en el borde del descanso.  

Demasiado castigo

Tras el paso por vestuarios, el Fútbol Emotion trató de volver a adelantarse rápidamente. Esteban lo intentó con un disparo lejano, pero salió desviado. Nuevamente Esteban lo intentó con una jugada individual, pero la defensa andaluza desestimó el ataque antes de que llegará a armar la pierna.

Tardó cuatro minutos en tener una ocasión clara en la segunda parte el Jaén. Tras una gran salida de presión, Campoy cazó un balón aéreo y trató de sorprender a Iván. El portero maño respondió con una gran mano, evitando así el peligro amarillo. Dani Martín fue el siguiente en probar suerte al intentar una vaselina por encima de Iván, pero se fue alta.

Sin un dominador claro, el partido se convirtió en un auténtico correcalles, del cual el Jaén sacó provecho. Tras un falló en un saque de banda, el equipo amarillo salió al contragolpe y Carlitos con un disparo raso no perdonó. El Jaén se adelantó por primera vez en el partido. Poco le iba a durar la alegría a los andaluces, pues prácticamente en la siguiente jugada, Richi se inventó una jugada de auténtico crack. El ‘8’ maño se la dio a Nano y este fusiló a Espíndola con un punterazo. Dos a dos, diez minutos por delante y el ambiente caldeado.

El segundo gol blanquiazul revolucionó el partido. Primero la tuvo Chico con una volea que se marchó rozando el palo, después Iván desbarato con una gran parada un ataque andaluz, para que después Espíndola evitase que Johnny armase la pierna.

El ambiente caldeado del partido acabo pasando factura a la pareja arbitral que se vieron muy sobrepasados por el partido. Tras una falta a Alí, Michel se encaró con Retamar, cosa que los árbitros sancionaron con tarjeta amarilla para ambos, al ser la segunda de Retamar supuso una nueva expulsión maña. El Jaén volvió a sacar provecho de la superioridad numérica y Dani Martín hizo el tercer tanto.

A falta de cinco minutos para el final del partido, el Fútbol Emotion Zaragoza se atrevió a salir de cinco. Sin dos de sus principales jugadores, Tabuenca tomó los mandos y dirigió el ataque blanquiazul. Esteban mandó al larguero el esférico tras un buen pase de Tabuenca a falta de poco más de tres minutos para el final.

Con el Futbol Emotion Zaragoza volcado en ataque, llegó el tanto que marcaría la diferencia. A falta de dos minutos, Míchel robó el balón en el ataque de cinco y finalizó a portería vacía. La jugada se repitió a escasos segundos del final, poniendo así el 2-5 final.