En busca del gol perdido

Noticias Real Zaragoza

El Real Zaragoza afronta la sexta temporada en Segunda División, pero a diferencia del resto aún no hay un goleador claro en la plantilla.

El Real Zaragoza afronta la sexta temporada en Segunda División, pero a diferencia del resto aún no hay un goleador claro en la plantilla.

Borja Iglesias, Ángel Rodríguez y Borja Bastón. Estos son los tres últimos delanteros que han defendido la camiseta del Real Zaragoza. Los tres últimos goleadores del conjunto blanquillo, pues entre los tres en las últimas cuatro temporadas han marcado 76 goles. Con el ascenso en mente la necesidad de tener un nueve goleador se ve incrementada. De momento en el apartado ofensivo el conjunto maño cuenta con Jeison Medina, que prometió meter más de 20 goles el día de su presentación, con Pombo, que metió cinco tantos en liga el año pasado, con Toquero, anotó cuatro tantos en la pasada liga, y con Papu, que fue el segundo máximo goleador del equipo la temporada pasada con siete goles en liga. Unos números, que a espera de si cumple su promesa Jeison Medina o la llegada de un goleador, parecen escasos.

El año pasado los tres equipos que ascendieron tuvieron uno o dos jugadores que superaron la quincena de goles. El Rayo Vallecano tuvo en Raúl de Tomás a su máximo referente con 24 tantos. Por su parte las referencias ofensivas de la SD Huesca fueron Melero y Cucho con 16 goles cada uno. El último en subir, el Valladolid, que lo hizo por la vía de los ‘Play-off’, contó con el pichichi de la competición Jaime Mata, que marcó 33 goles. Datos de la temporada pasada que no difieren a los de temporadas anteriores y que dejan claro que un goleador es fundamental para un equipo que aspira a ascender a Primera División.

En el ascenso del Levante de hace dos temporadas, el club blaugrana contó con Roger (22 goles), mientras que el año que ascendió el Betis, hace cuatro temporadas, contó con dos goleadores, Rubén Castro (32 tantos) y Jorge Molina (19 tantos). Pero no solo los equipos que ascienden como primeros tuvieron goleadores, el Getafe que ascendió hace dos años en los ‘Play-Off’ contó con Jorge Molina (20 goles). La única temporada de las últimas cuatro en la que no se confirmó la regla no escrita de la necesidad de un goleador en el equipo para ascender fue la temporada 2015/2016. En esa temporada el Alavés ascendió teniendo como máximo goleador a Toquero con nueve goles, mientras que el Leganés y el Osasuna lo hicieron teniendo como goleadores a Szymanowski y a Roberto Torres, que marcaron 12 goles cada uno.

La necesidad de un goleador para aspirar a primera también se ve reflejada en el comportamiento del Real Zaragoza en las últimas temporadas, pues siempre que ha tenido un goleador ha estado en la puja por los puestos altos. En su primer año en Segunda División el Real Zaragoza contó con Roger Martí con referencia ofensiva. Roger anotó 12 tantos en una temporada donde el Real Zaragoza vio más cerca los puestos de descenso que los de ascenso. El siguiente año llegó a al conjunto blanquillo Borja Bastón. El punta madrileño fue la referencia ofensiva con 22 tantos en liga regular en un año donde el conjunto maño se quedó a cinco minutos del ascenso. Bastón salió y para reemplazarlo llegó Ángel Rodríguez que en su primera temporada que se recuerda como la del desastre de Palamós anotó 11 tantos, siendo el mínimo de los delanteros del Real Zaragoza. En su segunda temporada con la camiseta del león Ángel mejoró los registros, pero los resultados del equipo fueron peores, hasta el punto de casi descender. Ángel salió y llegó Borja Iglesias. Iglesias fue la referencia ofensiva con 22 tantos del Real Zaragoza la temporada pasada, una temporada que todos sabemos como acabó.

A menos de quince días para que comience la temporada el Real Zaragoza aún no cuenta con ese hombre de referencia que le asegure goles. Lalo Arantegui trabaja para buscar dos delanteros, uno parece que será Marc Gual.