Dónde hay setas en el Sistema Ibérico de Zaragoza y Teruel

Más Aragón

Cuando llega el otoño es muy popular ir a buscar setas al monte. Se trata de una actividadad muy saludable y que nos permite pasar un rato agradable, especialmente si encontramos alguna de la que nos podamos alimentar.

Cuando llega el otoño es muy popular ir a buscar setas al monte. Se trata de una actividadad muy saludable y que nos permite pasar un rato agradable, especialmente si encontramos alguna de la que nos podamos alimentar.

Si quieres encontrar setas en Zaragoza o Teruel una de las zonas más populares es el Sistema Ibérico. No es tan habitual encontrar como puede ser el Pirineo o Soria, pero si vives por ejemplo en Zaragoza capital y no te quieres ir muy lejos, es una buena opción. 

¿Dónde hay setas en el Sistema Ibérico?

Alguna de las localidades más conocidas para encontrar setas son Santa Cruz de Río, Aguarón o Paniza, en la Sierra de Almonacid. Sin embargo, hay que conocer ben la zona y las condiciones, porque no siempre encontraremos, sobre todo si el clima no ha acompañado.

Encinacorba, Cerveruela, Vistabella, Aladrén, Codos, Tobed o El Frasno también son apropiados. La seta más popular es el robellón, también conocido como níscalos o rebollón. Otras setas que podemos encontrar son boletus (boletos (Boletus edulis, B. pinophilusB. reticulatus), la angula de monte (Craterellus lutescens), la capuchina (Tricholoma portentosum), los champiñones (Agaricus arvensis, A. crocodilinus, A. littoralis, A. sylvaticus), la setas de cardo (Pleurotus eryngii), los rebozuelos (Cantharellus cibarius, C. pallens), la senderuela (Marasmius oreades),  los níscalos (Lactarius deliciosus, L. quieticolor, L. sanguifluus, L. semisanguifluus), el pie azul (Lepista nuda), las negrillas (Tricholoma terreum) y algunas rusulas (Russula aurea, R. cyanoxantha, R. integra) y la senderuela (Marasmius oreades). También fructifican en menor medida la cándida (Clitocybe candida), el hongo negro (Boletus aereus), el huevo de rey (Amanita caesarea), la trompeta amarilla (Craterellus tubaeformis), la lengua de vaca (Hydnum repandum), la trompeta de los muertos (Craterellus cornucopioides), la seta de chopo (Ciclocybe aegerita), la seta de ostra (Pleurotus ostreatus), la trufa de verano (Tuber aestivum) y la trufa negra (Tuber melanosporum).