El Bada Huesca cae ante el Recoletas Atlético Valladolid (28-23)

BM Huesca

ESPÍRITU DEPORTIVO. Suma tres derrotas en cuatro jornadas de Liga.

ESPÍRITU DEPORTIVO. Suma tres derrotas en cuatro jornadas de Liga.

El Bada Huesca tuvo que conformarse este sábado con volver de vacío de Valladolid, a donde acudió en busca de su primera victoria de domicilio. Un objetivo que se escapó en la segunda parte, después de 30 minutos de dominio en el marcador, que el conjunto no logró prolongar tras el descanso.

Los dos equipos saltaron a la cancha con la firme intención de llevarse una victoria. En el caso de los locales, la primera del curso, y en el del Bada para poder asentarse en una zona cómoda ya desde este inicio liguero. Ambos conjuntos mostraron un juego muy parejo, con en el que buscaban aprovechar las buenas defensas para poder correr y anotar con facilidad. De esta manera se estableció un equilibrio de posesiones y anotaciones durante los primeros compases.

El meta del conjunto vallisoletano, reafirmaba la defensa local, desde la que partía el resto del juego, para permitir al Atlético Valladolid una ventaja de dos goles (9-7) en el ecuador de la primera parte, que los oscenses no tardaron en recortar, gracias a los certeros lanzamientos de Bonanno y Javi Ariño, que se mostró muy acertado desde el extremo en ese periodo del encuentro.

Ese parcial a favor dio alas al conjunto de Nolasco para coger el paso en el luminoso, que no abandonaría hasta entrado el segundo periodo. Si bien los vallisoletanos apretaron en defensa para frenar el empuje visitante y recortar diferencias antes de marcharse a vestuarios, dejando un 13-14 en el marcador que dejaba todo a resolver en los 30 minutos que restaban por descontar.

Los oscenses retornaron a la pista en inferioridad, tras la exclusión en los últimos segundos de la primera mitad de Dijá. A  pesar de contar con un hombre menos, no bajaron el ritmo y mantuvieron esa pequeña renta hasta el minuto 12. Fue entonces cuando el signo del partido empezó a cambiar. Los de González apretaron su presión defensiva para basar su ataque al contraataque y hacer mucho daño a través de Río y Dujshebaev.

La facilidad que mostraron para correr la pista permitió al cuadro local adquirir una renta de dos goles (20-18), que obligó a Nolasco a solicitar un tiempo muerto para tratar de reconducir la situación. Pero los vallisoletanos aprovecharon el más mínimo hueco que quedaba en la línea defensiva visitante para seguir entrando con facilidad y llevar sus rentas hasta los cinco goles. Aunque el Bada tiró de garra ya cuando el partido expiraba, la diferencia se convirtió en insalvable y se mantuvo hasta el bocinazo final, tras el que soló quedó pensar ya en el próximo viernes y la visita del Cangas.

Fuente y foto: Bada Huesca

Fotos | Real Zaragoza - Sevilla AT